martes, 12 de mayo de 2015

Carretonas y frisos.

La ría de Avilés es un medio tan degradado ambientalmente que es un milagro que aún algunas aves elijan este hábitat industrial y urbanizado para criar.
Casi en su totalidad, no es más que un canal de agua que se encajona entre dos muros de hormigón y escolleras artificiales.

Con todo, dentro de pocos días el último reducto de hábitat seminatural se verá invadido por cientos de aves limícolas de varias especies, que van a parar aquí muy pocos días, horas incluso, en cuanto una extraña conjunción de fenología y meteorología tenga lugar, quizá sea esta semana, las condiciones son buenas, pero eso nunca se sabe seguro.

En la zona interna de la ría el canal artificial es aún más estrecho. El único "descanso" a tanta obra humana son las isletas que se crean debido al aporte de sedimentos del río Raíces. Alrededor de esas isletas ya en Manzaniella a veces hay más de una especie de anátida.

Cerceta carretona macho (Avilés) 28-4-15
Cerceta carretona (Macho y Hembra) 28-4-15
Una pareja de Cercetas carretonas y otra de Ánade friso, comparten espacio con unas pocas de Ánade real, Cerceta común, Gallineta y Rascón.

Ánade friso macho (Avilés) 28-4-15
Ánade friso pareja (Avilés) 28-4-15
El proyecto de creación de una zona húmeda en Maqua multiplicaría enteros en la diversidad y riqueza de esta zona, y facilitaría las cosas, no ya solo a las aves, sino a las personas que queremos seguir disfrutando, aprendiendo y mostrando la riqueza natural que tenemos, casi siempre, mucho más cerca de lo que pensamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...