sábado, 27 de mayo de 2017

Golondrinas dáuricas

Van llegando aves migrantes y rápidamente las que se quedan a criar con nosotros se disponen a hacer sus nidos, ya sea con ramas, palos, hierba o barro como los primeros alcaudones dorsirrojos que he visto hoy en Coaña, los zarceros comunes, o estas golondrinas dáuricas que me encontré hoy en el occidente asturiano.

Golondrina dáurica (27-5-17)
Las golondrinas dáuricas son colonizadores relativamente recientes en Asturias, llegaron con la progresiva "mediterranización" de nuestro clima, pues su área de distribución es tan dinámica como el clima, y parece que su población gana unos kilómetros hacia el norte cada año en Europa.


Aún no diría que es abundante, pero ya no es difícil encontrarla sobre todo alrededor de grandes viaductos y algunos no tan grandes, en los que instala su nido.

Zarcero común (Cudillero) 25-5-17

No está relacionada para nada con la observación anterior (aunque en realidad todo en la naturaleza está relacionado al fin y al cabo), pero el otro día en Villaviciosa, mirando al suelo me encontré un chinche bastante curioso, una ninfa de la especie Rhinocoris iracundus, con una grán probóscide que utiliza para "pinchar" y sorber los líquidos internos de sus presas, como si sorbiera por una pajita.

Rhinocoris iracundus (Villaviciosa)

Rhinocoris iracundus (Villaviciosa)
Un insecto con aspecto y costumbres de alien de Hollywood.

El tiempo se ha calmado un poco, ha habido tormentas y niebla en la costa, estas nieblas marinas pocas veces se predicen, son complicadas de modelizar, dependen de muchos factores, es uno de esos meteoros ajenos a la "predicción de aplicación de móvil y porcentaje de probabilidad" tan de moda últimamente, una predicción a mi modo de ver de consumir y tirar. Previsiones aparentemente tan detalladas que se hacen hora por hora con porcentajes de 75% o 5% por ejemplo, para zonas muy pequeñas. El tiempo es todavía demasiado impredecible para tal cantidad de precisión, no creo que podamos ni debamos aspirar a tanto detalle.

Las tormentas aún se pueden presentar, de hecho esta noche aún lloverá en Asturias, pero la inestabilidad ya no es tan alta y una cuña de altas presiones estabilizará aún más el tiempo de cara a la semana que viene.

Cuña de altas presiones en el Cantábrico para el martes y depresión térmica peninsular.



jueves, 25 de mayo de 2017

Tomentas

Ayer atardecía en el centro de Asturias con una temperatura bastante alta de unos 18 ºC y el cielo blanquecino, lechoso, grandes cumulonimbos aislados pero enormes crecían verticales hacia el sur. El viento del este en la costa descendía durante la tarde hasta quedarse quieto.



Esta mañana, amanecía con una temperatura aún más alta, 20ºC, la misma luz desvaída, traslúcida pero no transparente.



El potencial de formación de tormentas para hoy día 25/5 es muy alto, el índice de convección (CAPE) que valora la energía potencial disponible en la atmòsfera para formar tormentas pasa de los 1500 kJ/Kg.


En superficie no es fácil ver la posibilidad de tormentas, solo una pequeña borrasca de 1010 mb. formada por el aire convectivo calentado por la península ibérica, que se encuentra con aire frío llegado desde el Atlántico.

Cabe esperar tormentas bastante fuertes hoy en Asturias, temperaturas muy altas, por encima de los 30º en grandes zonas, y mañana ese aire atlántico hará que las temperaturas bajen considerablemente, cayendo algo de agua por la tarde.

martes, 23 de mayo de 2017

Gouache de triguero, Peñas

Triguero, Gouache. Mayo 2017

Los trigueros siguen aferrándose a las campiñas abiertas, relativamente bien conservadas, herbáceas y con cultivos de gramíneas como el maíz, con arbustos dispersos. Éste en concreto, lo vi en cabo Peñas hace dos meses y de esa observación salió este pequeño gouache que le hice ayer después de trabajar, para despejar un poco la cabeza.

Su canto fue uno de los primeros en los que me fije cuando empecé a mirar aves hace más de 20 años en una pequeña finca que tenían mis padres allí. Ahora, ya no canta en aquella zona, ni tampoco el mochuelo que se escondía tras la chimenea de una pequeña caseta.

sábado, 20 de mayo de 2017

Mi equipo de observación de aves marinas.

Esta entrada va dedicada a mostrar como es el equipo que utilizo en los censos de aves marinas desde Punta la Vaca.

Punta la Vaca es un cabo situado a 5 kilómetros al sureste del cabo Peñas, muy cerca de la villa de Luanco. Llevo viniendo aquí unos 15 años, siempre ha sido uno de los referentes de la ornitología asturiana y española, que tengo la suerte de tener a 10 kilómetros de casa, por lo que voy muy a menudo, podríamos decir que es el lugar en el que paso más tiempo dedicado a las aves.


Pero la cosa ya va más allá de los pájaros, por supuesto, en general me gustan los cabos, son lugares que te proyectan a otro mundo, uno azul y ajeno a las personas, aquí puedo acercarme a la mar y a su vida, me puedo despreocupar de las molestias que causa la gente o los perros a las aves, puedo simplemente sentarme y mirar lejos hacia el norte.

Esta es una modalidad de ornitología que tiene un nombre en inglés, "seawatching", o mirar al mar, en este caso es para ver y contar aves marinas sistemáticamente desde un mismo punto situado en un lugar de paso migratorio importante con ayuda de óptica y algunos otros aparatos. Básicamente hay que utilizar prismáticos, telescopio y una libreta y lápiz para apuntar, desde un sitio que hay que procurar hacer cómodo porque se está en el mismo lugar varias horas, pero no suele ser fácil en un lugar tan expuesto a los elementos como un cabo.

Puesto de observación de aves marina en la Vaca
 Sorprendentemente, no existe un observatorio físico en el mejor lugar de Asturias para el registro de la migración de aves marinas en el que te puedas "atechar" de la lluvia o resguardar del viento o el agua que llega de la mar, pero esto es harina de otro costal.

Como se ve en las fotos, mi equipo consta de una pequeña silla plegable, un telescopio Kowa TSN 883 de fluorita con una lente de protección (en otra entrada hablaré de este telescopio que he comprado hace poco, más a fondo) montado en un trípode Manfroto 055 pro ya reparado y muy castigado por la sal y la intemperie, la rótula también manfrotto es muy grande para lo habitual en la observación de aves, pero aquí no tengo que transportarla continuamente, así que importa más la estabilidad y la fluidez, para otros trabajos tengo un trípode mucho más ligero.
Los prismáticos son unos Zeiss Conquest 10X40 de 10 años de edad. A mi izquierda coloco la cámara, una Nikon D7100 con un objetivo Tamron 150-600mm, la mochila, en la que a veces meto algo de comida y agua, y un pequeño estuche de acuarelas Schmincke con el que puedo pintar lo que veo.

A mi derecha, en una repisa sobre la roca caliza coloco dos contadores manuales, el móvil y últimamente un pequeño transistor de radio que me hace compañía en las largas horas de censo, un reloj con barómetro para llevar el registro del tiempo y la presión atmosfércia, una libreta o papel que luego paso a limpio y a la página de registro de Trektellen. También llevo a veces un pequeño anemómetro, termómetro portátil Skywatch atmos, con el que mido la velocidad del viento.

Vista desde el puesto de observación
Los datos los agrupo en periodos de 30 minutos y al final los sumo, así se sabe como va variando el paso con el tiempo.

He ido añadiendo material, al principio me sentaba directamente sobre la piedra, después incluí un cojín y hace dos años una silla. Con sol fuerte por la mañana añado una sombrilla pequeña de carricoche que pinzo en el trípode. Si creo que puede llover, llevo un paraguas que no sirve de mucho con el viento, y de nada cuando en alguna ocasión el agua de las olas llega a donde estoy sentado. Ahora el puesto es "cómodo" pero sin olvidar que no hay techo ni protección alguna contra el viento.

El puesto de observación está a unos 35 metros sobre el nivel del mar y no tiene ninguna isla delante, además se proyecta hacia el nor-noreste, acercándose a la banda de paso.

Desde aquí se ven aves pero no solo eso, en unas 2000 horas aquí, he visto ya unas cuantas ballenas y multitud de delfines, marsopas, peces luna, veleros y barcos venidos desde el otro lado del mundo, se ven y se huelen cielos cambiantes, nubes de todo tipo y color, a veces casi se ve hasta el viento.

Ayer en 4 horas pude ver ésto:

    -Pardela cenicienta: 1
    -Pardela sombría: 1
    -Pardela pichoneta: 8
    -Pardela balear: 4
    -Alcatraz: 331W 4E
    -Chorlitejo grande: 1
    -Aguja colipinta: 1
    -Zarapito trinador: 1
    -Gaviota sombría: 2
    -Charrán común / ártico: 1
    -Delfín mular: 25-30 en un grupo que nadaba despacio hacia el oeste a unos 2 kilómetros de la costa.
    -Esfinge colibrí: 3
    -Vanesa de los cardos: 1
La observación de la mar me recuerda en cierta manera a la del espacio, en ambos casos somos observadores que orientamos un telescopio desde un lugar expuesto y prominente del relieve para proyectarnos hacia otros mundos.



Alcatraz atlántico (La Vaca, Gozón) 19-5-17



sábado, 13 de mayo de 2017

Mochuelo, pintura.

Voy con una nueva pintura, en este caso dedicada al mochuelo, especie que antes era relativamente frecuente en la campiña central y que ahora es bien escaso y ha desaparecido de muchos territorios, la poca disponibilidad de lugares en los que anidar, por el arreglo de tejados, y la merma en las poblaciones de grandes invertebrados andan detrás de este descenso en sus poblaciones.

Mochuelo (Peñas, Gozón) 12-5-17
En Asturias se le suele llamar miagón, al menos en algunas zonas por el reclamo sorprendentemente alto de volumen que se oye en los atardeceres y amaneceres que puebla, este reclamo recuerda al maullar de un gato.

La pintura está hecha a gouache en una lámina de papel de grano fino de 36 x 26 centímetros.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Garza cazando

Las garzas no siempre comen peces, los grandes insectos forman parte bastante a menudo de su dieta,  y de vez en cuando carne en forma de anfibios o reptiles, pero ver a una garza real cazando un roedor no es muy frecuente. Pasar mucho tiempo en el campo, en mi caso por trabajo o afición, hace que de vez en cuando te encuentres con visiones de este tipo, no en vano, uso el telescopio y los prismáticos todos los días. Lo ensartó en el pico, después de acecharlo como haría con un pez.

Garza real cazando (Villaviciosa) 9-5-17

Había también en Villaviciosa otra águila pescadora más, siguen apareciendo ejemplares en paso, las famosas cigueñuelas, que tienen 3 nidos en el Salín, se han movido aquí ya que el cierrón además de tener poca agua, tiene mucha vegetación para ellas.

Macho de Cigüeñuela (Salín) 9-5-17
La migración de limícolas ha disminuido en los últimos días, y solo se ven grupos dispersos, como los 18 correlimos comunes que compartían charca con la cigüeñuela.

Correlimos comunes (Salín) 9-5-17.
En Peñas, los halcones peregrinos vigilan la zona.

Halcón peregrino (Peñas) 10-5-17
El tiempo está mucho más interesante que hace una semana, la borrasca se acerca lo suficiente para que combinada con el calor que ya irradia con fuerza desde el suelo, hace crecer las tormentas pero la luz se cuela entre las nubes.

El Castro desde el Folguiru (Peñas, Gozón)

viernes, 5 de mayo de 2017

Aves, macro, meteo..

Además de los que intentan a duras penas reproducirse en el embalse de la granda, hay viajeros que llegan aquí después de muchos kilómetros de viaje y que se quedarán poco tiempo, descansarán, repostarán y se volverán a orientar para seguir viaje a su correspondiente zona de cría.

Uno de estos viajeros es un águila pescadora, que llegó el 3 de Mayo, estuvo posado en un árbol muerto de la cola del embalse durante horas.

Águila pescadora (La Granda, Gozón) 3-5-17

Águila pescadora (la Granda) 3-5-17
Las citas de esta especie en este lugar son infrecuentes aunque no demasiado raras y se dan como en este caso durante los pasos migratorios, estando poco tiempo en el humedal.

También el día 3 pasó otra especie de águila por aquí, la calzada, aunque ésta ni siquiera se posó.

Águila calzada (la Granda) 3-5-17
Otros viajeros de la Granda, fueron una Agachadiza común, un Fumarel cariblanco que aún permanecía en el embalse.

Fumarel cariblanco (La Granda) 3-5-17
Pasando a los insectos, el caballito del diablo Enallagma cyathigerum es localmente abundante.

Enallagma cyathigerum (La Granda) 3-5-17

Enallagma cyathigerum (la Granda) 3-5-17
Y la mosca Scatophaga stercoraria, toda una rapaz en el mundo de los insectos captura presas sin parar en las orillas.

Scatophaga stercoraria (La Granda, Gozón) 3-5-17
En cuanto al tiempo, tenemos una fuerte borrasca al oeste de Portugal, con una maraña de frentes y líneas de inestabilidad, bombeará viento variable con ligeros toques de sur, su aire frío en altura inestabiliza el cielo en algunos momentos, trayendo lluvias que ya están empezando. Es una situación que me gusta, por lo inestable, y porque suelen ser muy entretenidas desde el punto de vista de las nubes y cielos que proporciona, además favorece a la migración primaveral de limícolas y aves terrestres.

Fuerte borrasca en el Atlántico viento variable con toque de sur y multitud de frentes cálidos, fríos y ocluidos.


miércoles, 3 de mayo de 2017

Reproducción en La Granda.

La primavera va avanzando, y los que son capaces de realizar la difícil tarea de criar a sus descendientes van a duras penas avanzando. En el Embalse de La Granda, en Gozón, hay ya por lo menos cuatro parejas de fochas con pollos, entre 2 y 4, la mayoría aún muy pequeños.
Es un momento muy sensible para ellas, y sus depredadores lo saben, cuando son huevos, las tortugas se los comen, de pollos, incluso alguna vez he visto adultos de focha matar de picotazos a sus pollos, los peligros pueden venir de muchas partes.

Focha con 4 pollos (La Granda) 2-5-17
Pero las fochas son las únicas aves acuáticas de las que he visto pollos de este año, ni siquiera he visto pollos de ánade real aquí este año, es una especie muy escasa últimamente en el embalse, se ven alrededor de 15 individuos, tampoco somormujos lavancos, gallinetas o zampullines, todos muy escasos. Quizá la abundancia de las introducidas tortugas de florida tengan mucho que ver en esto. 

Ánades frisos, ya adquiriendo plumaje de eclipse (La Granda) 2-5-17.
Llegados a este punto me hace gracia, pero también me da pena, pensar en todas las críticas, ataques y disparos reales que recibe el cormorán grande, una especie que SÍ es autoctona, porque según ciertos colectivos reduce las poblaciones de peces (solo los que tienen interés por parte de algunos pescadores), pero no se dice nada de las tortugas o de los mismos peces que se han introducido a petición de los propios pescadores, que vienen de otro continente y que nunca habrían llegado aquí si no fuéramos tan "inteligentes" de traerlos desde miles de kilómetros y después soltarlos en un hábitat que no es el suyo y dónde se encuentran con especies que no están adaptadas para hacerles frente, todo depende de si una especie molesta a un sector (deportivo y de ocio) de la sociedad o "solo" está acabando con las poblaciones de aves autóctonas que están protegidas por ley en un lugar declarado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), ¿tiene sentido cazar a una especie autóctona para favorecer a especies introducidas como la trucha arco iris en un mismo ecosistema? ¿tiene sentido esta figura de protección cuando no se hace nada por su protección? o ¿solo sirve para que Asturias se vanaglorie de tener un gran porcentaje de superficie protegida? ¿queremos humedales saludables o queremos piscifactorías al aire libre?


Y podría seguir, porque otro de los grandes problemas de esta zona protegida, son las carpas, otra especie introducida por pescadores que tiene poblaciones desorbitadas y que está catalogada como una de las especies introducidas más peligrosas del mundo, se come la vegetación acuática de la que dependen las aves, y que graciosamente ha sido introducida por el mismo colectivo que pide cazar cormoranes porque ellos consideran a esta especie de ave autóctona como especie alóctona.

Creo que hace falta un poco de cordura, porque no me parece que lo que se está haciendo tenga mucho sentido.                          




martes, 2 de mayo de 2017

Osos

Además del armiño de la anterior entrada, estuve viendo a otros integrantes de la fauna cantábrica (no aves) el fin de semana, el sábado fueron 4 osos en la zona central de Asturias, una hembra con tres crías (esbardos), en una zona bastante conocida y que adquiere fama año tras año para ver osos en libertad. 
Como puede verse en las fotos, las distancias de observación son cortas, aunque esto depende de dónde salgan los osos tras su "siesta invernal".

Osa (30-4-17)
 Casi todas las primaveras hay varios ejemplares localizados, por lo que ver a esta especie en libertad, no es demasiado difícil hoy en día, aún así doy las gracias a los que hacen posible que haya podido verlo.
Osa (30-4-17)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...